Sin duda la internet se ha convertido en una herramienta poderosa y fundamental en nuestra cotidianidad, pero como todo gran poder conlleva una gran responsabilidad, también es foco de estafas y abusos a la sociedad.

Sigue estos pasos y así podrás usar mejor la internet:

  • Evitar los enlaces sospechosos: Evitar hacer clic en éstos previene el acceso a páginas web que posean amenazas capaces de infectar al usuario. Los enlaces pueden estar presentes en un correo electrónico, una ventana de chat o un mensaje en una red social.
  • Descargar aplicaciones desde sitios web oficiales: muchos sitios simulan ofrecer programas populares que son alterados, modificados o suplantados por versiones que contienen algún tipo de malware y descargan el código malicioso al momento que el usuario lo instala en el sistema. Por eso, es recomendable que al momento de descargar aplicaciones lo haga siempre desde las páginas web oficiales.
  • Utilizar tecnologías de seguridad: las soluciones antivirus, firewall y antispam representan las aplicaciones más importantes para la protección del equipo ante las principales amenazas que se propagan por Internet. Utilizar estas tecnologías disminuye el riesgo y exposición de virus que afecten tus equipos.
  • Utilizar contraseñas fuertes: muchos servicios en Internet están protegidos con una clave de acceso, que da forma de resguardar la privacidad de la información. Si esta contraseña fuera sencilla o común (muy utilizada entre los usuarios) un atacante podría adivinarla y por lo tanto acceder indebidamente como si fuera el usuario verdadero. Por este motivo se recomienda la utilización de contraseñas fuertes, con distintos tipos de caracteres y una longitud de al menos 8 caracteres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *